domingo, 12 de mayo de 2013

JARDINES DE SANTA CLOTILDE

Como ya os conté en una entrada reciente y os iré contando en más entradas, Lloret tiene más encantos que el bullicioso centro turístico. 

Uno de ellos son los Jardines de Santa Clotilde. Situados sobre un acantilado con vistas al mar, el arquitecto y urbanista Nicolau Maria Rubió i Tudurí, máximo representante del paisajismo catalán, fue elegido por el Marqués de Roviralta para su diseño en 1919.

Estos jardines, con una superficie de 26.830 m2, fueron construidos siguiendo el modelo renacentista italiano: jardines escalonados en terrazas, amplias vistas al mar, y vegetación autóctona ordenada en armonía. Constituyen una autentica muestra del espíritu del movimiento novocentista en Cataluña.

Su recorrido se encuentra salpicado de terrazas que se superponen, caminos que se cruzan, rampas y escaleras. Diferentes puntos de interés intentan romper la uniformidad del jardín: esculturas, fuentes y estanques. El equilibrio entre el espacio, volumen y color, junto con el paisaje, lo convierten en un lugar de gran belleza.

En 1995 la Generalitat de Catalunya los declaró Bien Cultural de Interés Nacional en la categoría de Jardín Histórico. Los jardines de han conservado en perfecto estado y han sido rehabilitados recientemente por el paisajista Artur Bossy.











Maria Llimona i Benet, hija de Josep Llimona y escultora como su padre, es la autora de la esculturas de bronce de la escalera principal y su marido.

2 comentarios:

  1. Y con las veces que he estado en Lloret me lo he perdido. Siempre vamos a la playa

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué maravilla! Nunca he estado en Lloret, aunque conozco el Botánico de Blanes. Si voy alguna vez, no me lo pierdo ni loca... Muxu bat!

    ResponderEliminar